¿Cómo hacer terapia online en el contexto de la Pandemia Mundial?

Hoy estamos en el año 2020, año de la Pandemia Mundial del COVID-19 (no es novedad para ti, pero es para dar el contexto al artículo...)

Para evitar el riesgo de contagio, los gobiernos han dado la instrucción de aislarse socialmente y en muchos países, cuarentena total. Esto ha traído consecuencias para distintas profesiones, especialmente los psicólogos (tampoco una novedad para ti... jajaja y es por eso que estás aquí)

En este contexto, la psicoterapia online  (también llamada Telepsicología) se hace más necesaria que nunca, tanto para los pacientes, como para los psicólogos, porque es LA vía para continuar con los procesos terapéuticos y también, iniciar procesos con nuevos pacientes.

Tal como lo dice el Doctor Hugo Cohen en este video, estamos ante una Emergencia Humanitaria y los trastornos de salud mental forman parte de ésta. Las personas necesitan atención psicológica.

Tanto si estás escéptica respecto a la atención en línea o tienes dudas acerca de cómo funciona, te dejo este artículo donde responderé a estas preguntas, que te darán un marco general al respecto. 

¿Qué es la terapia online?

Terapia Online o Virtual, es realizar sesiones de psicoterapia vía videoconferencia, a través de plataformas digitales que faciliten la protección de datos de carácter personal, y permita tratar a pacientes de todo el mundo, evitando las barreras geográficas y horarias.

¿Funciona la terapia online?


Supongo que ya intuyes mi respuesta: ¡claro que sí! Si es aplicada correctamente y en los casos correctos. 
Para una revisión más profunda del tema, te dejo esta Guía para la intervención en Telepsicología. (si quieres una versión breve de los mismos autores de esta Guía, acá te la dejo

En esta Guía dice no se puede atender a personas menores de 16.
Pero se refiere a que no se puede atender a menores de 16 sin la presencia de un apoderado o padre y/o madre (Terapeutas Infanto-Juveniles puede volver a respirar... ya haré un artículo al respecto)

¿Cuáles son los beneficios de la terapia online?


Este tipo de terapia permite acercar la psicología a cualquier persona, independientemente del país donde viva, horarios y condiciones, teniendo las sesiones desde sus casas, o incluso desde su lugar de vacaciones, fuera o dentro de tu país, manteniendo por supuesto el anonimato y confidencialidad de la terapia (Ok, lo sé. Cuando pase la cuarentena esperamos volver a viajar...)

Por otro lado, tanto terapeuta como paciente se ahorran tiempo en desplazamientos, y costos asociados en ello

También hay personas que por tener movilidad reducida o estar incluso sin poder moverse en absoluto, esta modalidad de terapia es una excelente posibilidad. 

Otro beneficio es que si estás decidiendo trabajar con la modalidad de ofrecer programas y/o sistematizar tu trabajo y dirigirte a un nicho específico, con la terapia online puedes llegar a miles o millones de personas, lo cual no es posible cuando consideramos la terapia presencial, donde podemos llegar a un número acotado de personas.

En este workshop online que realicé para el Congreso Iberoamericano de Psicología, te explico con detalle estos beneficios.

Por último, esta modalidad online está permitiendo hoy a las personas acceder a tratamiento psicológico, a la vez que evitan el riesgo de contagio. Es decir, permite que tanto los pacientes como los terapeutas, cuiden su salud y la de sus familias.

Personalmente, en el contexto de la Pandemia Mundial que estamos viviendo, la atención online ha sido lo que me ha permitido continuar mi trabajo con normalidad, al igual que muchas de las psicólogas a quienes he tenido el placer de ayudar.

Tener la oportunidad de estar atendiendo desde cualquier lugar del mundo, al menos a mí, me parece imprescindible para este 2020.

Algunas dificultades de la terapia online:

En un principio podrás encontrar algo de resistencia por parte de los clientes/pacientes hacia esta modalidad, y otros estarán encantados. Te aconsejo que para evitar lo más posible esto, establezcas un nicho de atención muy claro y específico, y con una propuesta de valor muy distinta al resto de los otros terapeutas, de modo que le permita a la persona decidirse por trabajar contigo y confiando en que eres un/a terapeuta formado y confiable. 

Esto impacta directamente en la variable inespecífica de la expectativa que tenga el paciente respecto del tratamiento. Como te imaginarás, a mejor expectativa del tratamiento, mejores los resultados. 

No obstante, si visualizas alguna resistencia, te aconsejo evaluar primero, las propias resistencias que tú podrías estar teniendo, para así poder transmitirle al paciente con convicción si te parece que la mejor manera de trabajar con el/ella es a través de esta modalidad.

Si ves que el tratamiento online en el caso específico es viable y la persona está con necesidad de un tratamiento psicológico, pero tiene "reservas" acerca de esta modalidad, te sugiero hacer una sesión introductoria, donde la ayudes a iniciarse con el tema tecnológico, buscar un espacio adecuado para ello y ver temas de privacidad. 

Algo que facilita mucho, es proponer al paciente una sesión en la que ambos vean si se sienten cómodos con esta modalidad, para que no existan presiones al respecto. 

Una "luz de esperanza"

Como debes saber, la Alianza Terapéutica es el predictor más alto del éxito terapéutico, representando según investigaciones de Wampold, 2001, el 54% de los resultados de la terapia (¡Wow!)

Para no andar discutiendo entre diferentes modelos de terapia (si... aún seguimos en estas discusiones en pleno 2020!), se diseñó una escala de medición de la Alianza terapéutica basada en un modelo transteórico (planteada por Bordin, 1979), quien la define como el acuerdo entre tareas, metas y calidad del vínculo terapéutico. 

Según se señala en la Guía para la intervención telepsicológica, existen variados estudios que confirman que en un tratamiento psicológico online sí es posible construir una alianza terapéutica fuerte e incluso similar a la terapia presencial (Cook & Doyle, 2002; Knaevelsrud & Maekcker, 2007; Reynols, Stiles, & Grohol, 2006). 

Y al  mismo tiempo, una de las mayores aprehensiones de los mismos psicólogos es el no poder crear esta alianza al estar prescindiendo de tener a la persona cara a cara (y que se convierta en algo "frío). 

Pero hay una "luz de esperanza" en la posibilidad de evaluar dicha alianza y no quedarse con las dudas o incertidumbre. Una herramienta para poder hacer esto es la desarrollada por Scott y Miller (2003), que se llama SRS (Session Rating Scale). Descárgala acá(junto con otras escalas que te van a servir)

Esta herramienta se debe aplicar al final de todas las sesiones. Lo increíble es que reduce a la mitad las deserciones y aumenta al doble la efectividad de la terapia.

¡¿Otro WOW cierto?!  

Lamentablemente no hay todavía ninguna aplicación desarrollada para usarla de manera online, por lo que una manera "artesanal" de hacerlo es que el paciente imprima la escala y luego de cada sesión llene sus respuestas y las muestre por la pantalla. ¡Ojo! Esto es una sugerencia mía, no validada científicamente, por lo que es pura practicidad mientras esto se regula. 

Para información acerca de cómo aplicar este instrumento de manera práctica puedes ver este video (en la parte de configuración puedes ponerle subtítulos al español)

Ahora a lo práctico: Tips a tener presente a la hora de atender online


1.    Qué plataforma usar:

Usa una plataforma virtual que sea de alta seguridad, para resguardar la confidencialidad de tu cliente/paciente. 

Por ejemplo, Zoom.us, es una plataforma de videoconferencia que puede ser utilizada en su formato gratuito y pago. Si utilizas la modalidad gratuita en sesiones uno a uno, no tendrás limitación de tiempo. En sesiones grupales, sólo un máximo de 40 min., por lo que te recomiendo tomar la versión pagada si desea utilizarla para terapia grupal.

Una de las ventajas de esta plataforma es que podrás grabar las sesiones, con previa autorización de tu cliente, y usar dicho material para que éste las vea posteriormente. También Zoom, tiene la modalidad de compartir pantalla, con lo cual puedes explicar o enseñar material didáctico al cliente, de forma on-time viendo la misma información.

Estos últimos días sin embargo, ha habido mucha controversia acerca de qué tan encriptada es la información que se comparte por este medio.

Es por ello que ha salido al mercado una aplicación que asegura tener todo encriptado y además es gratuita completamente. 

¡Yes! Se llama Jitsi  (por si las dudas, se pronuncia como "Yitsi" para que no pases vergüenzas jajaja)

Acá puedes ver un tutorial de cómo se usa. Vas a estar de lo más in porque es super trending topic jajaja.

No recomiendo que uses Video llamada por Whatsapp, por su parte, porque tiene interrupciones en la sesión de video con la entrada de mensajes o llamadas y no está encriptada. 

En este video de Cibersalud, puedes ver el análisis de que una herramienta adecuada, es importante para la calidad de tu atención profesional online.

2.    Internet:

Preocúpate de contratar una empresa que te ofrezca la mejor señal posible, para que tus sesiones no sufran interferencias por baja cobertura de banda ancha. 

De todas formas, te recomiendo comprar un Router (un dispositivo que proporciona conectividad a nivel de red), con el cual puedas asegurar tu conectividad. Estos router pueden ser sólo para tu país o bien puedes comprar uno para tener señal en cualquier parte del mundo (si... para cuando volvamos a poder viajar)

Paralelo a lo anterior, si estás fuera de tu país, asegúrate de contratar un buen servicio de Roaming o tener buena conexión a wifi.

Yo viajo mucho a China (ok... viajaba) y allá es internet es un desastre (¡increíble pero cierto!) y no te imaginas las canas que me han salido por esta situación. Hasta que conocí Bananawifi (el dato freak del artículo, ¿no podía faltar cierto?)

3.    Setting terapéutico:

En cuanto al setting terapéutico, éste es muy distinto en terapia virtual, ya que no usamos tiempo para ofrecer un café, etc., y por otro lado, la terapia puede ser desarrollada en diversos lugares físicos, como es en la casa del cliente; utilizando para ello el living, escritorio o terraza.

Lo complejo de esta situación de confinamiento o cuarentena, es que ya es muchísimo más difícil que las personas puedan tener espacios privados en sus casas o departamentos si viven con más personas. 

Por ello, parte importantísima de generar este setting terapéutico será el ayudar a tu paciente a encontrar un espacio donde pueda hablar con tranquilidad (incluso si esto significa que si la persona tiene auto... ¡se vaya al auto!)

Como verás, el setting dependerá de que ambos se sientan cómodos, y resguardando la privacidad del proceso. Así como también, asegurar lo más que se pueda la tranquilidad y ausencia de ruido ambiental.

Importante también es contar con un consentimiento informado para que ambas partes estén alineadas en términos de alcance y expectativas. Te dejo acá un ejemplo que puedes utilizar y adaptar. 

4.    Modalidad de pago:

Al igual que en las sesiones presenciales los clientes podrán pagarte antes o después de sesión.

Lo que he visto en mi experiencia con clientas y las psicólogas que trabajan conmigo, es que cobrar por paquetes de sesiones y de forma adelantada, es lo que más conviene. Para ello usted puede utilizar distintas modalidades de cobros como son con transferencia bancaria o usar plataformas online de pago.

Te dejo algunas ideas según países:
Paypal y Stripe - España
Sr Pago - México
PayU - Colombia
Flow, Encuadrado - Chile

Y para finalizar...

Como verás, este es un artículo introductorio que tiene como finalidad darte una imagen global acerca de la atención online en psicoterapia. 

Hay muchísimos temas que no toco en este artículo que son más específicos según población con la que tratar, temas éticos, temas legales, técnicas específicas, criterios de exclusión, etc.

Van a encontrar de todas maneras bastante información al respecto en los enlaces que les dejé. 

Si quieres acceder a una plataforma con muchísimos recursos disponibles, te recomiendo visitar Cibersalud, asociación a la que pertenezco y con quienes estamos constantemente preparando webinars y material para compartir, así como prontamente una formación y certificación en telepsicología. 

Estamos confinados en nuestras casa, pero desde mi punto de vista, es nuestra responsabilidad social, hoy más que nunca, acercar la psicología a las personas a través del mundo digital. 

Este es el año. Es una necesidad para todos. De eso no cabe duda.
Ya son muchos los profesionales que están recomendándolo, como puedes ver acá

Si decides lanzarte, cuéntame aquí en los comentarios cómo te va.
Y si ya lo haz hecho, comparte tu experiencia para aportar al debate. Estaré feliz de leerte. 

Un abrazo,

Pame.