Como hacer marketing siendo Psicóloga, y sin convertirte en un "llame ya"

Como Psicólogas, nos han dicho que promocionarse es feo, que es de “chantas”. Promocionarnos quiere decir que estamos en búsqueda, que no nos está yendo bien o que necesitamos pacientes o clientes nuevos. Algo así como una súplica de “por favor atiéndase conmigo” o un “llame ya”.

Nos han enseñado entonces que el mejor medio que nos lleguen pacientes o clientes es a través de nuestras redes de contacto. ¡Pero un problema de este método es que si la persona que necesita ayuda es alguien muy cercano o conocido no lo podemos atender!

También hemos aprendido que las fuentes de derivación son muy buenas (psicólogas de los colegios, psiquiatras, etc.), pero no siempre tienes acceso a esas redes, ya sea porque no trabajas en un centro específico, no tienes contactos ahí o que puede incluso que seas un poco tímida o no sepas cómo generar el acuerdo para esa derivación.

Por otro lado, hemos visto que nuestros colegas que hacen clases les llegan pacientes o clientes. Pero no a todas nos interesa hacer clases, no todas tenemos un Magíster o Doctorado, o no tenemos la capacidad de oratoria para transmitir ese mensaje de un modo más académico. O nuevamente, quizás no tenemos los contactos o  incluso el tiempo para poder hacerlo.

La gran problemática entonces es: ¿cómo atraigo pacientes sin tener que salir a repartir volantes, y parecer poco profesional y desesperada… cuando en realidad a veces sí lo estoy? Desesperada por sentir la tranquilidad de que tengo un flujo de pacientes e ingresos constantes, y me siento realizada ejerciciendo mi vocación.

Todos los demás emprendimientos o servicios se promocionan, pero tú, por el simple hecho de ser psicóloga, no lo puedes hacer. Es como estar “atrapada sin salida”.

¿Cómo hacer que te lleguen pacientes entonces?

Para comenzar, hay que cambiar la creencia de “me estoy marketeando” por “estoy atrayendo clientes”. Y en este sentido, la buena noticia es que el marketing ha cambiado. Uno no pone un letrero en un poste de luz que diga “necesito pacientes/ clientes”.
Ahora el marketing funciona entregando valor. Como psicólogas podemos ofrecer artículos, videos, audios, podcast, charlas, etc. que te permitan mostrar cuál es tu valor agregado y cómo ayudas a las personas.

De esta manera las personas empiezan a recomendarte. Simplemente porque cada vez que te leen, te escuchan, te ven o hacen algún ejercicio que tu diseñaste, ven inmediatamente una ganancia, una solución a una problemática que están viviendo,

Y quizás una parte tuya esté pensando que por entregar tus tips, tus materiales, o contenido ya no te van a contratar. Pero aquí otra buena noticia: ¡no es así! Muy por el contrario, tu público se siente muy agradecido de ti porque lo estás ayudando, incluso se sienten comprometidos contigo y con ganas de pagarte por tus servicios, porque ya conocen tu manera de trabajar y haz desarrollado un vínculo con ellos.

Probablemente tú misma lo has vivido: aún cuando existen libros de autoayuda, seminarios on line, videos, etc., las personas igualmente necesitan a un otro, alguien con quien intercambiar ideas, conversar, aclararse y reflexionar. Y ahí es donde tu servicio como psicóloga será aún más valorado si antes la persona leyó un artículo, vió un video o escuchó un audio tuyo.  

Para poder hacer esto de manera efectiva, es fundamental descubrir cuál es tu nicho, ya que si te diriges a un público amplio, con todos los tipos de segmentos y problemáticas (adultos, niños, padres, jóvenes, deportistas, profesionales, etc.) no entregas un mensaje claro y focalizado, que realmente toque el corazón del otro.

Para salir entonces de esta situación de estar “atrapada sin salida”, lo más importante es focalizar tu mensaje hacia un nicho en particular con un problema específico.  En vez de pensar que tienes que gritar a los cuatro vientos “necesito pacientes o clientes”, atraes a ese público hacia ti por medio del marketing de contenido y valor para aportar una solución al problema específico de tu nicho.

De esta manera comienzas a hacerte un nombre, desarrollas tu marca personal, las personas comienzan a compartir tus publicaciones y comienzas a posicionarte como una especialista. ¡Voila!

Es más simple de lo que piensas cuando tienes el método correcto y... yo soy la única Psicóloga en el mercado que te enseña a hacerlo :) 
Si estás interesada en tener la tranquilidad de atraer pacientes e ingresos constantes, y quieres posicionarte como especialista en un tema, conversemos.

Te dejo además como complemento este video de un facebook live donde hablo de esta estrategia de marketing y respondo a preguntas concretas del tema.


¡Te dejo un abrazo y espero que este artículo y video te hayan sido de mucha utilidad!

Pamela Quezada