2 simples pasos para descubrir tu nicho

Para cualquier emprendimiento, trabajo o profesión es importante tener claro quiénes son tus clientes y qué problemas resuelves. Y para el caso de las psicólogas, ¡más que nunca!

Pero de eso nunca nos hablaron. No nos dijeron que somos emprendedoras. 

Nos dijeron que fuéramos expertas en técnicas, en enfoques teórico. 

No en solucionar problemas a un público específico.

Y yo sufrí de ese tipo de consejos, lo que me llevó a no  tener un flujo de pacientes/clientes suficientes por no tener bien definido a quién atendía y a qué problemáticas le están dando solución.

Y esto derivó en Burnout, sentir que estaba desperdiciando mis capacidades, agotamiento y angustia por pensar en que me había equivocado de profesión.

Me acuerdo que una muy buena profesora del Centro MIP, Camila del Solar, nos dijo una vez que nos especializáramos. ¡Pero me daba tanta inseguridad y no sabía si quiera cómo empezar! Así que estudiaba de todo, buscando encontrar ahí seguridad y especializarme. 

Me llené de técnicas, pero no de pacientes. Me llené de diplomas, pero también de la sensación de que nunca los estudios iban a ser suficientes.

Así que después de mucho trabajar y estudiar, aprendí cómo salir de este entrampe y te quiero contar en este artículo el Paso 1: Cómo definir tu nicho ideal.

¿Qué es un nicho?

Un nicho es un grupo personas a las que vas a dirigir tu programa. Este grupo de personas tiene características específicas (género, edad, estatus socioeconómico, donde vive, en qué trabaja, estado civil, hobbys, lugares que visita, medios por los cuales se informa y comunica, etc.) y además, tiene un problema específico.
Y además de esto un nicho está dispuesto a invertir, te motiva trabajar con él, sabes que tienes herramientas para ayudarlo (o puedes aprenderlas fácilmente), tienes acceso a él (por contactos, derivaciones o redes sociales) y, por si fuera poco, hay más de 10.000 personas con esta conjunción de características/problemas. 

¿Cuáles son los beneficios de tener un nicho MUY específico?


Trabajar menos: al convertirte en experta en un tema, puedes desarrollar material complementario para que las personas a quienes ayudas puedan trabajar entre sesiones, tener grupos de apoyo, etc. Es decir: agregas más valor y tu tiempo es más eficiente.

Tener más pacientes/clientes: mientras más experta eres en un tema, más te recomiendan. Tus esfuerzos por atraer pacientes/clientes son más focalizados y efectivos, porque sabes dónde encontrarlos y qué necesitan.

Cobrar más: si eres una experta, y sobre todo si has desarrollado material de consulta (escritos, videos, audios, hoja de ejercicios, entre otros) puedes hacer paquetes de trabajo, los que agregan más valor a tu paciente/cliente entre sesiones

¿Cómo elegir mi nicho?


Paso 1: Autoconocimiento

Un ingrediente fundamental es que tú quieras trabajar con ese nicho, que te apasione y motive. Muchas veces ese nicho puede ser alguien muy parecida a tí o que represente a alguna persona muy querida para ti. 

Otro aspecto a considerar es que tu nicho que esté relacionado con tus propios intereses o estilo de vida. Por ejemplo,  yo en este momento estoy escribiéndote desde el Lobby de un Hotel en Beijing, China, después de haber atendido a 3 clientas via Skype. Mi nicho lo elegí pensando en que me encanta viajar y necesito trabajar con personas que estén abiertas a lo online. 

Y esto nos lleva a un tema fundamental, que es tu propio autoconocimiento de acuerdo al estilo de vida ideal para ti, relacionado con tus fortalezas e historia personal. 

Paso 2: Validación de mercado

El otro ingrediente, tiene que ver con entrevistar a personas con las que te interese trabajar hasta que encuentres patrones comunes. A estas personas les preguntas, entre otras cosas: “Cuál es el obstáculo más grande que tienen en… (ámbito específico, ej: compatibilizar trabajo & famlia)". Y este ámbito específico tiene que estar relacionado con tus propios intereses, con tus fortalezas, con tu propósito, con tu gran “para qué”, con esa llamada que tienes desde tu corazón.

Y esto es importante porque trabajar con aquel nicho que te sientes llamada a trabajar, te va a dar una energía y fuerza natural que hará que trabajes mucho mejor y mucho más que por dinero, porque realmente vas a querer resolver ese problema.

Entonces, si lo pusiéramos en una fórmula sería:

Motivación propia + personas aproblemadas dispuestas a invertir  = Nicho ideal


En este link puedes ver un facebook live que hice donde profundizo en el tema y respondo preguntas de otras Psicólogas como tú.


Espero que este artículo y video te hayan sido muy útil y te invito a que me dejes tus comentarios al final, para saber: ¿Qué dificultades tienes en poner en práctica estos consejos? Y si ya tienes un nicho: ¿Qué te ha ayudado a ti a definir tu nicho?

Un abrazo!

Pame